Filosofía Oriental

Yoga. Una Forma de Vida

yoga

El Yoga es mucho más que una clase diferente de gimnasia. El Yoga es mucho más que otra buena manera de mantenerse en forma. El Yoga es mucho más que estas dos cosas juntas.

Entonces ¿Qué es el Yoga?

El Yoga es toda una forma de Vida.

yoga
.

Es cierto que esta disciplina puede asemejarse a un tipo de gimnasia con la cual se ejercitan las articulaciones y los músculos, se les tonifica y fortalece y se les da flexibilidad, manteniendo el cuerpo sano, fuerte y ágil.

Tiene efectos, mejora y sana la respiración pulmonar, la circulación sanguínea y la linfática.

Alivia dolores, en muchas ocasiones, crónicos provocados por la artritis reumatoide, lumbalgia, ciática, o fibromiálgia.

Ayuda a quemar calorías de una forma muy efectiva, con la consecuente reducción de peso.

Refuerza nuestro sistema inmunológico, protegiéndonos de infecciones, y estabiliza el sistema nervioso liberándonos del estrés.

También regula la hipertensión y los niveles de colesterol en el cuerpo, lo que hace que disminuyan los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares.

Pero, además de todo esto, que ya de por sí es de suma importancia para nuestra salud y, por tanto, para nuestra vida, el Yoga es espiritualidad.

Para un practicante de esta disciplina -de esta filosofía- no se puede concebir lo uno sin lo otro. No es entendible la salud corporal, tanto interna como externa, sin la “salud espiritual”. Ambas cosas deben ir unidas porque de otra forma no tendría sentido.

¿Por qué es tan Importante, para la Filosofía Yoga, la Salud Corporal?

El cuerpo debe estar y mantenerse sano, en todos los aspectos, para poder albergar un “espíritu sano”.

yoga

A todos, en mayor o menor medida y con arreglo a nuestras posibilidades, nos gusta tener nuestra casa limpia, arreglada y lo mejor y más bonita posible, lo “más sana posible”. Porque es donde vivimos y a ninguno nos gusta vivir en un lugar insano.

Y nuestro cuerpo es el hogar de nuestro espíritu.

Por eso es tan importante, para los que adoptan esta forma de vida, mantener el cuerpo en perfectas condiciones de salud y bienestar.

Y por la misma razón, para un yogui tienen la misma imporatancia, o más, las prácticas espirituales que las físicas. Porque las unas darán salud al espíritu y las otras a la “casa” que alberga a ese espíritu.

Clases Diferentes de Yoga

Porque, a pesar de que el más conocido sea el Hatha Yoga, o el yoga de los asanas (las posturas) existen otras muchas clases.

yoga

Y es así precisamente por lo lo que explicábamos un poco más arriba, por esa dualidad inseparable de cuerpo y espíritu.

De esta forma, podría decirse que unos cuidan, protegen y sanan el cuerpo físico y otros hacen lo mismo con el cuerpo espiritual.

A continuación, podréis ver una lista, no exhaustiva, de esos diferentes tipos y una breve explicación de hacia dónde están dirigidos y cuáles son sus cualidades.

  • Hatha Yoga: como ya hemos comentado, quizá sea la modalidad más conocida popularmente. Se compone de dos prácticas diferenciadas pero, igualmente beneficiosas. Por un lado las Asanas o posturas yóguicas y, por otro, el Pranayama o ciencia de la respiración. Ambas igual de importantes y ambas igual de necesarias de practicar. De hecho, aunque ciertos ejercicios de Pranayama se puedan practicar por separado de los Asanas, cuando se ejecutan éstos deben ir acompañados, siempre, de la respiración específica del Pranayama. Su práctica tonifica los músculos y los órganos internos y da flexibilidad a las articulaciones al tiempo que tiene unos efectos maravillosos para la salud pulmonar.
  • Bhakti Yoga: es el de la Devoción y el Amor puro y universal. Con su práctica se consigue despertar la llama del amor divino en nuestro propio corazón y mantenerla encendida.
  • Raja Yoga: es el Yoga de la Mente y con él se obtiene, por medio de la meditación y la interiorización, el control y sublimación de los procesos mentales para llegar a trascender el mundo exterior.
  • Karma Yoga: este Yoga se basa en el precepto de que cada persona debe cumplir con su deber espiritual, desapegándose de cualquier interés personal que pueda derivar de las propias acciones.
  • Mantra Yoga: con él se busca la conexión con la Divinidad por medio de la energía de las vibraciones que se producen por medio de la recitación de los Mantras.
  • Kundalini Yoga: es el Yoga que se encarga de despertar en sus practicantes la energía vital que se encuentra dormida, en casi todos nosotros, en la base de la columna vertebral. Más concretamente, su alojamiento es en el primer chakra. Una vez despertada, esa energía vital comenzará a ascender y, según lo va haciendo, despertará, uno por uno, el resto de los otros chakras. De esta forma, y con este despertar de la energía, se consigue llegar a la iluminación total.

Estos son, como decíamos antes, sólo algunos de los diferentes Yogas que se pueden practicar.

A Tener en Cuenta

El Yoga conlleva, para muchos, una forma de vivir, una manera de pensar y un modo de comportarse, con uno mismo y con los demás. Y, como tal, quien lo practica y, sobre todo, lo vive de esta forma, también adopta otros hábitos que complementan los beneficios que ya obtiene con su ejercicio.

Entre estos hábitos destaca, por su importancia, la introducción del Ayurveda, en todos sus aspectos, en las costumbres cotidianas.