Terapias Alternativas

Reiki. Equilibrando Cuerpo, Mente y Alma

reiki

El Reiki, término que se puede traducir como “energía espiritual”, es un sistema con el que se puede conseguir la salud y el desarrollo total, obteniendo la absoluta armonía con nuestro interior y con todo lo que nos rodea.

Pero ¿Qué es el Reiki?

Una explicación muy elemental de lo que es el Reiki sería que se trata de una práctica con la cual, y por medio de la imposición de manos, redirigimos las energías a fin de sanar dolencias, afecciones y trastornos físicos, emocionales y mentales.

Pero, el Reiki es bastante más que sólo eso. El “espíritu” del Reiki va mucho más allá y es mucho más profundo.

¿Hay Diferencias entre el Reiki Tradicional Japonés y el Occidental?

reiki

En el Reiki, desde sus inicios, se han ido creando distintas escuelas, debidas a las diferentes interpretaciones y visión que algunos maestros le ha ido dando a las enseñanzas, lo que ha conllevado esa evolución del Reiki y la posterior creación de diversas escuelas. Eso sí, siempre sobre idéntica base tradicional.

Evidentemente, cada una de estas distintas escuelas difiere de las demás en ciertas particularidades. Pero, realmente, no son demasiado significativas.

Además, también existen distinciones entre el Reiki que se practica en Japón y la técnica que se utiliza en occidente.

Entre estas dos últimas, la oriental y la occidental, las diferencias más destacables están centradas, sobre todo, en la búsqueda de resultados, más rápidos para los occidentales y sin esa necesidad de inmediatez en los orientales y la simplificación de las técnicas utilizadas en occidente frente a las orientales, más numerosas y complejas.

Hay que tener en cuenta que, para un practicante de Reiki tradicional, este es mucho más que una técnica de sanación o de resolución de conflictos.

Para un practicante de Reiki Tradicional, este es una forma de vida.

Mikao Usui. Fundador del Reiki

reiki

Mikao Usui es el fundador de la técnica del Reiki. Aunque muchas veces se le nombra como su “redescubridor”.

Este apelativo se debe a que la técnica de poner una, o las dos manos, sobre el lugar del cuerpo que duele con el fin de aliviar, y también sanar (es decir dirigir y reconducir las energías de nuestro cuerpo para sanar, aunque se hiciese de una manera inconsciente y sin saber, exactamente, que con ese gesto se estaban moviendo las energías con un fin muy concreto), es milenaria.

Ese “acto reflejo” se considera, con mucha lógica, que lo venimos haciendo desde siempre. Por lo cual, la invención de la imposición de manos para la sanación no se le puede atribuir a nadie en concreto.

Y, por la misma razón, cualquier persona que cree una técnica de sanación por medio de la imposición de manos es alguien que, simplemente, retoma una práctica milenaria y la adapta a su forma de ejecutarla y al tiempo en el que vive.

Por eso, a Mikao Usui, se le nombra muchas veces como el “redescubridor” de esta técnica. Aunque, sí que fue él el primero en dar forma a esta práctica, al uso de esa “energía espiritual”, de la manera en la que hoy, a pesar de las variantes de las que antes hablábamos, la conocemos.

Beneficios que se Obtienen a través del Reiki

Los beneficios que se obtienen de la práctica del Reiki, ya sea el tradicional japonés, el que se practica en occidente, o pertenezca a la escuela que pertenezca, son múltiples y a todos los niveles: físico, mental y espiritual.

Y es por esta misma razón de los tres niveles en los que actúa el Reiki por la que, también, se podría incluir esta terapia dentro de la Medicina Holística.

Entre todos estos beneficios podemos señalar los siguientes:

  • Consigue liberar nuestra emociones reprimidas.
  • Elimina la ansiedad.
  • Aumenta nuestros niveles de energía, aportándonos vitalidad.
  • Desintoxica nuestro organismo y, también, nuestra mente.
  • Revitaliza y rejuvenece nuestro organismo.
  • Alivia los estados de sufrimiento a todos los niveles.
  • Y actúa sobre una serie de dolores, afecciones y trastornos, como dolores de cabeza o de otra índole, problemas digestivos, trastornos del sueño…

Pero, realmente, la lista anterior podría ser mucho más extensa si se hubiesen puesto todos los beneficios que podemos obtener con la práctica del Reiki.