Terapias Alternativas

Reflexología. El Reflejo Activo

reflexologia

El principio de la Reflexología es el mismo, básicamente, que el de la acupuntura y otras técnicas similares a ésta. Desbloquear las zonas obstruidas por las que tienen que circular las energías y que, por causa de esos bloqueos, no fluyen como deberían hacerlo o, incluso, quedan totalmente estancadas.

Aclarando un Concepto sobre la Reflexología

reflexologia

Esta técnica, también llamada Terapia Zonal o Masaje Zonal, es un término que, en muchas ocasiones, relacionamos directamente con el masaje en los pies.

Realmente, esta práctica se refiere a cualquier masaje que se realiza en alguna parte del cuerpo con la intención de que, por medio de la teoría refleja, afecte a otra parte del organismo alejado de ese punto que se masajea.

Así, la que se aplica en los pies es la denominada Reflexología Podal. Pero, de igual manera, ese masaje zonal, se puede aplicar en las manos, en las orejas…, con idénticos resultados de sanación y prevención de diferentes afecciones, dolencias y malestares.

Porque, en sí, la palabra Reflexología a lo que se refiere, en concreto, es al reflejo que se produce en algún lugar de nuestro organismo cuando es masajeado un punto exacto en otro lugar del cuerpo, alejado y sin relación aparente con el sitio u órgano donde ese reflejo se produce.

Cómo Actúa la Reflexología

reflexologia

Al restituir el flujo de las energías que circulan por los meridianos de nuestro cuerpo a su estado ideal, eliminando bloqueos totales o parciales en ellos, la Reflexología consigue restablecer el funcionamiento correcto de los órganos que se veían afectados por esa disminución o aumento excesivo del flujo o su estancamiento.

Con esto se consigue, por una parte, sanar afecciones y dolencias que ya se sufren y, por otra, y si se utiliza la Reflexología como método preventivo, es decir, antes de que el mal se produzca, podremos evitar posibles futuros padecimientos.

Beneficios de esta Técnica

La Reflexología, ya sea la Podal o cualquier otra de las que se pueden practicar y en las que como técnica general se divide, aporta a nuestra salud, psíquica y emocional, multitud de beneficios.

reflexologia

En el plano físico, la Reflexología actúa perfectamente en gran variedad de dolores y molestias, aliviándolas o, en muchos casos, eliminándolas por completo.

Por citar solamente algunas de las afecciones para las que la Reflexología es apropiada podemos decir que en dolores de cabeza, oídos y espalda sus resultados son verdaderamente positivos.

De igual manera, está recomendada para tratar irritaciones de garganta, resfriados, gripes y asma. Problemas del sistema digestivo (dolores, malas digestiones, estreñimiento…).

Ayuda, de una forma considerable, a perder peso de una forma totalmente natural para conseguir llegar al ideal de cada uno.

Indicada para aliviar los síntomas dolorosos de afecciones como la artritis, la fibrosis o la esclerosis.

reflexologia

Y muy efectiva para aliviar y eliminar cualquier tensión muscular y agarrotamiento de los músculos.

En cuanto al plano psíquico y mental, la Reflexología conseguirá eliminar el estrés, la fatiga mental y cualquier estado de nerviosismo resultante del ritmo de vida habitual, preocupaciones o estados de ansiedad.

El tratamiento con Reflexología, y precisamente por esa capacidad que tienen sus tratamientos de relajar y pacificar el sistema nervioso y aportar calma y tranquilidad, es un gran aliado a la hora de los tratamientos de desintoxicación y superación de adicciones.

La Reflexología aportara a nuestra vida, además de lo anteriormente dicho, un aumento de energía y vitalidad general realmente considerable, manteniéndonos jóvenes por más tiempo.

Diferentes Clases de Reflexología

Como hemos dicho al inicio de este artículo, la Reflexología puede aplicarse a diferentes partes del cuerpo. A continuación, citamos algunas de ellas.

  • Podal (masaje zonal en los pies).
  • En las manos.
  • En el cuero cabelludo.
  • Auricular (auriculoterapia).
  • En el Abdomen.
  • En el Rostro.

Sólo unas Palabras Más

Realmente, tras unas sesiones de Reflexología notaremos tal cantidad de beneficios, a nivel físico y psíquico, que desearemos recurrir a ella no ya cuando queramos solucionar problemas o dolencias que padezcamos en ese momento, sino simplemente por el placer de poder sentir la maravillosa sensación que, tras finalizar, experimentará nuestro cuerpo y nuestro espíritu.