Culturas Ancestrales

Tres Pueblos Sorprendentes casi Olvidados

pueblos

Si crees que tienes costumbres y hábitos extraños es porque no has conocido estos tres insólitos pueblos. Continúa leyendo y descubre los misterios que aguardan entre las letras.

La Vida En Nuestro Planeta

Vivimos en un planeta repleto de vida y mucha de esta vida aún está por descubrir, pues en algunos de los más recónditos parajes de nuestro mundo se ocultan pueblos de fascinantes costumbres.

Desde los que se han auto aislado para conservar su cultura, hasta los que han dejado la tierra para vivir en los mares, haciéndose uno con él.

Una de las mejores cosas de este planeta es su gran variedad de modos de vida, tanto animal como humana. Y aquí hemos recopilado para ti 3 de los pueblos más sorprendentes con los que puedes encontrarte.

Los Nenets (Los “Hombres de las Nieves”)

pueblos

El primero de estos tres pueblos es el de los Nenets.

Si eres muy friolero no te gustará la vida a la que se enfrentan estas personas, pues se encuentran en unas extremas condiciones climáticas y tienen una cultura con interesantes costumbres y normas que te asombraran.

Además de la compleja vida que llevan, cuentan con ciertas habilidades que resultan de gran ayuda para su vida y sus condiciones. Estas habilidades, a muchos de nosotros, nos resultarían imposibles de dominar al nivel que ellos lo hacen.

Comencemos hablando de donde se encuentran. Este pueblo se halla en Siberia, donde las temperaturas son increíblemente bajas, llegando a los -50 °C en los crudos inviernos.

En su migración anual, en la cual tiene que recorrer unos 1.000 kilómetros, han de cruzar un río de aguas congeladas. Tarea que, aunque en principio puede pensarse que no es demasiado complicada, la realidad es bastante diferente y se requieren una habilidad y pericia especiales para poder llevarla a cabo con éxito.

Este pueblo se dedica al pastoreo de renos, lo que les hace tener que moverse muy a menudo de lugar, para que los renos no se queden sin comida. Y esta es la razón por la cual sus hogares son muy fáciles de desmontar y montar, tardando sólo unos 30 minutos en realizar ambas operaciones.

Estos hogares son unas pequeñas cabañas de forma cónica llamados Choom. En estos suelen vivir una o dos familias y dentro del Choom hay unas reglas muy estrictas que se deben seguir.

Una de ellas es que hay un lado masculino y otro femenino dentro del mismo. Y en el lado de los hombres no pueden entrar ni mujeres ni niños.

Otra de las normas que tienen, y ésta es muy lógica, es que no puedes apoyarte en ninguno de los pilares del Choom, puesto que se podría destruir. Ya dijimos que ésta era de lógica.

En cuanto a las habilidades de los Nenets, podríamos destacar la de su increíble capacidad de orientación.

Aunque habitan en parajes en los que, si no se poseen sus habilidades, es realmente difícil orientarse y, además, en muchas ocasiones, la visión se reduce de una forma drástica a causa de la niebla, para los “imparables” Nenets esto no supone el más mínimo problema. Pues gracias a esa capacidad de orientación, pueden ir a donde deseen cuando lo necesitan y quieren.

De esta forma, los Nenets siempre son capaces de encontrarse los unos a los otros estén donde estén.

Sin duda alguna, es uno de los pueblos más increíblemente interesante y fuerte.

Los Bajau (Sin Ataduras Terrestres)

pueblos

El segundo de estos pueblos que hemos seleccionado de entre todos los pueblos sorprendentes que habitan nuestro planeta es el de los Bajau.

Si eres de los que les gusta la apnea, seguro que tendrás algunas cosas que aprender de este pueblo, pues su vida transcurre, de forma casi absoluta, en el mar. Y son los mejores nadadores del mundo, eso sí, dentro de la especie humana. Pues a lo largo de los años sus cuerpos, y hasta su propio ADN, han evolucionado para sincronizarse con el océano.

Este pueblo “ronda” el sudeste asiático y el mar es todo lo que tienen. Y si te preguntas si su habilidad para mantener la respiración es cosa de la práctica, lamentamos decirte que no. Lo que quiere decir que si no eres un Bajau, jamás llegarás a aguantar tanto bajo el agua como ellos.

Su gran habilidad se debe a la propia mutación del ADN, de la que hablábamos un poco más arriba, que para una mayor adaptación al entorno, decidió mejorar los puntos clave que ayudarían a lo Bajau a prosperar sin anclajes terrestres.

Una de las cosas a destacar de la evolución de este pueblo es el tamaño de su bazo, que según los científicos es un 50% más grande de lo normal. Esto se aplica tanto a los Bajau que bucean regularmente como en los que no lo hacen. Lo que demuestra que el aumento de tamaño del bazo no se debe a la práctica, sino a la evolución general del pueblo.

Otra de las cosas que destacan de los Bajau es un extraordinario sistema que controla la contracción vascular en las extremidades. Este sistema, básicamente, lo que hace es contraer los vasos sanguíneos de los brazos y piernas para mantener mejor oxigenados los órganos vitales.

Pudiendo prolongar, así, el tiempo de su inmersión y dando una mayor probabilidad de pesca, pues, como es lógico, cuanto más tiempo pasen bajo el agua, más podrán pescar.

Y de lo que no hay duda alguna es de que pasan mucho tiempo en el agua y, también, bajo ella. Pues están alrededor de 8 horas diarias en el agua haciendo múltiples inmersiones. De las cuales algunas son cortas y otras son tan largas que, si cualquier otra persona intentase permanecer tanto tiempo sin tomar aire, acabaría con daños graves e irreparables.

Creemos que alguien debería hablarle a esta gente de las competiciones de apnea.

Los Korowai (Aislados del Mundo)

pueblos

El último de estos pueblos es el de los Korowai.

Los Korowai son un pueblo de Nueva Guinea Occidental, realmente reducido, con extrañas costumbres.

Este pueblo y sus gentes fueron descubiertos en el 1970. Su hallazgo fue algo que asombró mucho por la forma de vida que llevan. Pero resultó muy dañino para los Korowai. Pues su tierra se convirtió en un lugar de explotación y de interés turístico.

El turismo generó una epidemia de sida y otras enfermedades que, aunque para nosotros algunas de ellas sean leves, como un simple catarro, para ellos resulta mortal.

Y la brutal e incesante explotación, dañó sus parajes de forma irreparable.

Este hecho, por desgracia, ha podido ser constatado en muchas ocasiones, a lo largo de la historia, cuando nuevos pueblos o civilizaciones han sido descubiertas.

Algo muy notable de los Korowai es la forma en la que construyen sus hogares. Estos están diseñados para protegerse de los ataques de animales salvajes, de los insectos y del humo de las fogatas usadas para cocinar.

Las casas se hacen sobre la copa pelada de un árbol baniano y construida a base de ramas, corteza de palmera de sagú y hojas de palmera. A pesar de que puedan parecer frágiles, son casas realmente resistentes en las que viven entre unas 10 a 12 personas.

Y como curiosidad, aunque se suelen alimentar de animales de la zona, algunas otras cosas como plátanos y de harina de palma de sagú, en ocasiones especiales, como rituales o cuando llegan turistas, comen un raro insecto que crece en los troncos podridos.

Este insecto es toda una delicia para ellos y se podría decir que es su plato estrella.

Es un pueblo que cuenta con una riquísima variedad de historias y lo que se podría llamar mitología, con incluso una explicación de cómo se originó la propia existencia.

La verdad es que todo lo que está relacionado con los Korowai, así como con los otros pueblos, resulta muy interesante. E invita a estudiarlo en profundidad.

Conclusion

En nuestro planeta ocultan misterios que todavía ni conocemos. Y algunos de esos misterios, en ocasiones, resultan ser pueblos de curiosas, por diferentes a las nuestras, costumbres y formas de vida que nos sorprenden. Pueblos que seguirán apareciendo ante nuestros asombrados ojos. Pueblos que continuarán enriqueciendo nuestra cultura global.

Pueblos a los que, eso sí, les debemos nuestro máximo respeto para que su continuidad sea posible.

Y si te has quedado con ganas de seguir descubriendo misterios, aquí te dejamos este otro artículo repleto de cosas interesantes.