Terapias Alternativas

Ozonoterapia. El Poder de la Desinfección

ozonoterapia, ozono-terapia

La Ozonoterapia es, como su propio nombre indica, la práctica de la terapia que utiliza las propiedades del Ozono para nuestro beneficio y bienestar.

Pero ¿Qué es el Ozono?

ozonoterapia, ozono-terapia

El Ozono es una molécula compuesta por tres átomos de oxígeno con un poder desinfectante muchísimo más alto y rápido que el que tienen, por ejemplo, el cloro o la lejía.

De hecho, es unas 2.500 veces más efectivo que la lejiía y unas 5.000 veces más que la cloramina (combinación de cloro y amoníaco).

El poder desinfectante del Ozono es capaz de destruir virus, bacterias, parásitos, priones (los agentes infecciosos que producen las encefalopatías espongiformes), hongos, mohos, esporas y otros muchos contaminantes en tan solo pocos segundos.

Además, el Ozono tiene la capacidad de eliminar los malos olores, con el beneficio añadido de que no añade otro olor al que existía anteriormente, como ocurre con los ambientadores, que únicamente, cubren un olor malo o desagradable con otro agradable. El ozono simplemente lo eliminan.

Y, por el contrario de lo que ocurre con otros tipos de desinfectantes, el Ozono no deja ningún tipo de residuo químico, porque se descompone inmediatamente en el oxígeno.

¿Cómo se Produce el Ozono?

ozonoterapia, ozono-terapia

El Ozono se puede producir de forma espontánea en la naturaleza, como, por ejemplo, en las tormentas con aparato eléctrico, que al pasar la chispa eléctrica por la atmósfera origina Ozono.

O de forma artificial por medio de ozonizadores o generadores de ozono. Aparatos eléctricos que, básicamente, recogen el oxígeno del ambiente y, tras una serie de descargas eléctricas, transforman este oxigeno en ozono, devolviéndolo al exterior ya transformado.

La Salud y el Ozono

Además del poder desinfectante del que ya hemos hablado al comienzo de este artículo, el Ozono también posee propiedades analgésicas y antiinflamatorias, estimula el sistema inmunológico, mejora la circulación periférica y la oxigenación de los tejidos.

Ozonoterapia. Aplicaciones del Ozono para la Salud

La Ozonoterapia, y por tanto, el Ozono tiene distintas aplicaciones en diferentes dolencias y afecciones, tanto como tratamiento independiente como combinado con otras terapias.

Como ejemplo de algunas de estas aplicaciones de la ozonoterapia, se pueden nombrar:

  • Como analgésico en el reumatismo articular, logrando mitigar los dolores musculares, de ligamentos y tendones que esta enfermedad produce.
  • Aportando mayor oxigenación a la sangre cuando se padece arteriosclerosis, ya que esta enfermedad, al impedir un flujo sanguíneo arterial normal, imposibilita que la oxigenación al organismo sea la adecuada.
  • En dolencias articulares es muy efectiva, gracias a su gran capacidad antiinflamatoria así como analgésica.
  • En las úlceras debidas a trastornos circulatorios es, asimismo, recomendable la utilización de la ozonoterapia.
  • Y tiene, también, un gran impacto el uso del ozono, por medio de la terapia de la ozonoterapia, cuando una herida, sea la causa que sea la que ha podido producirla, tarda en cicatrizar. Puesto que ayuda a la cicatrización. Y en afecciones de la piel como eczemas, acné, caspa…
  • A nivel general de la circulación sanguínea, favorece, en gran medida, el flujo de la sangre a través de nuestro organismo, con todos los beneficios que esto conlleva para nuestra salud.
  • Tiene un alto poder desintoxicante sobre el hígado, liberándolo a nivel celular de toxinas.

Otros Usos de la Ozonoterapia para Nuestro Beneficio y Salud

Y, a continuación, os daremos algunos ejemplos más de los usos que le podemos dar a la ozonoterapia y que, igualmente, nos aportarán beneficios a nivel salud y bienestar de vida:

  • Purificación del agua: tanto la que utilizamos para beber como la que usamos para cocer los alimentos, en el lavado de frutas y verduras a fin de eliminar los productos químicos que puedan tener por la utilización de abonos, germicidas, etc., en nuestro aseo personal, en el lavado de la ropa y cuidado del calzado porque, además de desinfectarlos, elimina cualquier rastro de olores tanto en ropa como en zapatos y en la limpieza de nuestro hogar.
  • Purificación, desinfección y desodorización de nuestra casa y vehículo: el ozono consigue hacer de nuestra casa y nuestro coche un espacio perfectamente desinfectado y, también, libre de cualquier olor desagradable. Con la ventaja, como apuntábamos más arriba, de no tapar el mal olor con otro agradable, sino eliminado el primero por completo.
  • En la conservación y congelación de los alimentos: porque, a pesar de que el frío disminuye la acción de los microorganismos y enzimas que se encargan de la descomposición de los alimentos, no termina de eliminarlos por completo. Pudiendo quedar éstos en estado latente. Un tratamiento con ozono antes de la introducción de los alimentos en el frigorífico o el congelador nos asegura de su absoluta destrucción y, así, poder conservarlos con total tranquilidad.
  • Y para los amantes de los acuarios: el tratamiento del agua de los acuarios por medio del ozono nos permite desinfectarla y depurarla sin utilizar ningún producto químico con el riesgo de que puedan, a la larga, dañar a sus habitantes.

Como Conclusión

ozonoterapia, ozono-terapia

La Ozonoterapia, tanto en el terreno de la salud como en el uso cotidiano en nuestra vida diaria, es una alternativa que no deberíamos dejar en el olvido sino, por el contrario, añadir a nuestros hábitos cotidianos.