Mitología

Los Nueve Reinos de Yggdrasil (2ª Parte)

reinos

Lo prometido es deuda. Y, como os prometimos en el anterior artículo, aquí tenéis la descripción del resto de los Reinos de Yggdrasil. Comencemos.

Midgard, A partir de los Restos

reinos midgard

Este es el quinto de los Reinos y no se creó por motivos cósmicos, sino que fue por placer de los dioses.

La creación de este mundo se dio una vez el combate entre Ymir, el gigante primigenio, y Odín y sus dos hermanos, Vili y Ve concluyó.

Tras la victoria de los tres hermanos, estos decidieron “arrastrar” el cadáver del gigante Ymir hasta el profundo abismo para comenzar a construir un nuevo reino válido para la vida. Reino que se erigiría a partir del cadáver de Ymir.

No dejaron gota del cadaver de Ymir, pues su piel la utilizaron para hacer la tierra, su sangre y sudor fue usada para crear los océanos, con sus inquebrantables huesos hicieron las rocas y montañas, con los dientes del gigante forjaron los acantilados y donde fueron colocados tambien se colocaron las cejas de Ymir para hacer la frontera con el mar.

Y para añadir vegetación a este nuevo reino, usaron los vellos de Ymir.

En los retoques finales decidieron cerrar el reino con una cúpula hecha con el cráneo del gigante. Al hacerlo, del cráneo los sesos se desprendieron y esparcieron por los cielos formando las nubes.

Pero el cráneo del gigante no se sostenía solo por lo que tuvieron que encargarles a cuatro enanos llamados Norðri, Suðri, Austri y Vestri que lo sostuvieran. Así, los enanos simbolizan los cuatro puntos cardinales.

Para extinguir la oscuridad que invadía el Reino de Midgard, los dioses decidieron robar las centellas de la espada de Surtr en Muspelheim. Sustrajeron las más grandes y jugosas centellas y, con ellas, formaron la Luna y el Sol y los metieron en dos carros que, para que se mantuviesen en movimiento, les ataron un par de caballos.

El caballo que tiraba del Sol era un corcel de un blanco inmaculado llamado Skin, que con su elegante trotar producía la luz del día. Y la Luna era tirada por Hrim, un corcel de color negro que, a su bello trote, creaba el rocío y la escarcha.

Y para que jamás se detuviesen las carrozas, pusieron dos hambrientos lobos que perseguirían a los carros por la eternidad sin logran alcanzarlos, exceptuando en ocasiones especiales que son cuando se producen los eclipses.

Los lobos se llamaban Sköll y Hati y simbolizan la repulsión y el odio.

Una vez su gran obra fue culminada, decidieron darle a Midgard tan sólo dos estaciones: verano e invierno. En este reino viven los humanos y Midgard tiene conexión con Asgard por medio del Bifros.

Vanaheim. El Reino y Hogar de la Tribu Vanir

reinos Vanaheim

El reino de Vanaheim es el sexto reino y, también, el hogar de los dioses Vanir.

Estos son dioses de la naturaleza y la fertilidad.

Los Vanir y los Æsir has estado en guerra durante mucho tiempo. Pero al ver que ninguno lograría derribar al otro, decidieron volver a la paz, de la que anteriormente habían disfrutado, por medio de un acuerdo en el cual se especificaba que ambas partes deberían entregar a sus jefes.

Por la parte de los Vanir, Njord y Frey fueron enviados y a estos se unieron Kvasir y Freya. Y por la parte de los Æsir, Vili y Mimir fueron los elegidos. Una vez el acuerdo fue zanjado, la paz se hizo en sus reinos.

Alfheim. El hogar de los Elfos

reino elfico

En este reino, el séptimo, nos encontramos con los elfos.

Hay dos clases de elfos en este mundo. Están los elfos de la luz o Ljósálfar y los elfos oscuros, también llamados Svartálfar. Estos últimos viven en las profundidades de las montañas.

Entre estos dos tipos de elfos lo único que los distingue son sus objetivos pues su sangre es directamente la misma y los elfos luminosos y los oscuros son parientes.

Asgard. El Celestial Reino de los Æsir

reinos asgard

Este es el octavo de los reinos y, quizás, el más espectacular por los grandes palacios y por la presencia de los dioses Æsir.

En él se dice que se encuentra el Valhalla o salón de los muertos a donde van la mitad de los héroes caídos en combate.

La nueva muralla de Asgard fue construida tras la guerra contra los Vanir y lo hizo un gigante dueño de un corcel de gran fuerza que podía transportar grandes bloques de piedra sin problemas. Y para que el gigante construyese la muralla, los dioses le ofrecieron el Sol, la Luna y a la diosa Freya.

Gracias a su corcel, el gigante avanzaba a velocidad vertiginosa y los dioses, temerosos por que terminase antes del tiempo establecido y tener que pagarle, decidieron distraer al corcel con una yegua que, en realidad, era Loki transformado y disfrazado.

El gigante no logró terminar la muralla a tiempo, por lo que los dioses no tuvieron que pagarle. Lo que enfureció al gigante quien intentó arremeter contra ellos. Pero se vio frenado por el dios Thor.

Muspelheim. El Hogar de Las Llamas

reinos Muspelheim

Muspelheim o Muspel, el noveno de los reinos, es el reino del fuego y de los gigantes del fuego como Surt, quien era el más poderoso de todos los gigantes de fuego.

Este mundo tiene gran importancia pues se dice que todo se creó a partir del choque entre el fuego y el hielo en el abismo inicial Ginnungagap. Esta colisión creó el éter. Y de Muspelheim y sus chispas nació todo lo brillante como los planetas, las estrellas y los cometas del firmamento nocturno.

También se dice que el día del Ragnarök, Surt y todos sus terroríficos gigantes de fuego marcharan a destruir Asgard. Y en su marcha destruirán el puente Bifros.

Con este último Reino terminamos la descripción de los Nueve Reinos de Yggdrasil que comenzamos en el artículo anterior.

Esperamos que os hayan sido interesantes estos dos artículo y os esperamos en los siguientes.