Mitología Griega

Mitología Griega. Muy Breve Introducción

mitología griega

Como decimos en el título esta es una breve introducción a la Mitología Griega. Esperamos que os ayude a despertar vuestra curiosidad.

¿Qué es?

mitología griega

La Mitología Griega es una antigua religión que fue practicada en Grecia. Reúne un gran número de mitos y leyendas sobre las vidas de sus muchos Dioses, Héroes y Criaturas Mitológicas. Tratando, también, de explicar la propia existencia del cosmos y los cultos y rituales llevados a cabo para sus Dioses.

Este primer artículo, y como decimos en el título, sólo haremos una brevísima introducción, como una pequeña toma de contacto, para un tema que merece muchos más artículos, que irán apareciendo periódicamente, y en los que abordaremos, con más extensión y profundidad, otros temas de la Mitología Griega que merecen nuestra atención y que, seguro, serán de vuestro interés.

El origen del Universo según la Mitología Griega

La Teogonía, de Hesíodo, es una de las primeras obras que trata del inicio del universo y la vida de las deidades de la Mitología Griega. Esta obra cuenta que antes del nacimiento de ninguna otra entidad existía el Caos, un vasto vacío del que emergió Gea, también llamada Gaya, (la personificación de la tierra).

Las Primeras Deidades Nacidas de Caos

mitología griega

Junto con la diosa primigenia Gaya aparecieron otras entidades primordiales tales como:

El Abismo o El Tártaro: Celda de sufrimiento y castigo situada por debajo del inframundo, en la que acabarían encerrados los Titanes.

Eros: Dios primordial de la fertilidad, el amor, la atracción sexual y el sexo.

Nix: Diosa primordial de la noche.

Éter: Es el aire puro que los Dioses respiran, a diferencia del aire normal, respirado por los mortales, y que se encuentra por encima del cielo.

Y el Érebo, también llamado Skotos: Este personifica la oscuridad y las tinieblas que ocupan cada rincón del mundo.

El Curioso Nacimiento de Urano

Urano, el Titán primordial, fue concebido y alumbrado por Gea sin la intervención de ninguna entidad masculina.

Posteriormente, Urano, que como hemos visto era hijo de Gea, se convertiría, también, en esposo de esta. Y juntos conciben a la primera generación de Titanes y Titánides (los Titanes femeninos): Oceáno, Hiperión, Crío, Ceo, Jápeto, Rea, Tea, Febe, Temis, Mnemósine, Crono y Tetis.

Después de Crono, Gea y Urano decidieron que no se alumbrarían más titanes.

El Conflicto entre Cronos y Urano

mitología griega

Cronos, el último de los titanes nacidos de Gea y Urano, era el Titán más terrorífico y maquiavélico de los Titanes. Este, a raíz de las quejas de la Diosa Gea porque Urano había escondido a los Cíclopes y a los Hecatónquiros en el Tártaro, decidió emprender un conflicto con su padre con el objetivo de castrarlo y derrocarlo.

Para esto, rescató del Tártaro a los Hecatónquiros que encerró Urano. Y con su ayuda, Cronos logró vencer a su padre.

Generalmente, se dice que una vez Cronos castró y derrocó a su padre, tiró sus testículos al mar. Y, en ese momento, Afrodita emergió de sus aguas.

Tras estos sucesos, Cronos se convirtió en gobernante de los dioses. Teniendo a su hermana Rea como esposa y consorte y haciendo a los demás Titanes parte de su corte.

Padre e Hijo Enfrentados de nuevo

mitología griega

Cronos tuvo múltiples hijos. Pero por temor a que alguno de sus vástagos le hiciera lo mismo que él le hizo a su padre, ideó un plan para evitarlo a toda costa.

Su plan consistía en que cada hijo que Rea alumbrara él lo devoraría. Pero Rea, un día harta de ver como Cronos engullía a sus hijos, decidió traicionarlo dándole una piedra envuelta en una manta y haciéndole creer que era Zeus, el cual, realmente, estaba oculto en una cueva.

Cuando Zeus creció, envenenó a su padre. Lo que le hizo vomitar la piedra y los hijos que previamente había devorado.

Zeus, junto con sus hermanos y los Cíclopes que había liberado del Tártaro, derrocaron a Cronos haciéndole preso, a él y a los demás Titanes, en el Tártaro.

Después de ganar la guerra entre dioses y titanes, Zeus, Poseidón y Hades se repartieron la tierra. Zeus, rey de los dioses, se quedó con el Cielo.

Poseidón, el agitador de la tierra, se convirtió en el Dios de los Mares y Océanos.

Y Hades se hizo Dios del Inframundo, donde debería cuidar de que los titanes no escapasen.

Conclusión sobre la Mitología griega

La Mitología Griega se centraba en el culto a los dioses olímpicos, a los cuales se les atribuía el control sobre ciertos aspectos como la agricultura, el amor, el fuego… A estos se les rendía culto y se les hacía ofrendas para ganarse sus favores.

Como es evidente, y como ya hemos dicho al principio, este primer artículo sobre la Mitología Griega es sólo una presentación muy breve y escueta de todo lo que nos puede enseñar

En posteriores artículos, iremos ampliando, mucho más, toda la riqueza y sabiduría que nos ha dejado este gran aporte a la cultura que es la Mitología Griega.

Y si no quieres perderte ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestro Newsletter.

Si quieres saber más sobre el Monte Olimpo de la Mitología Griega, haz clic aquí.