Cuerpo y Mente

Meditación, el Camino

meditacion

Meditación, Estar sin estar. No estar, estando.

¿Qué es Meditar?

meditacion

Puede parecer una pregunta sencilla de contestar. Pero, quizá no lo sea tanto si lo que se pretende es dar una respuesta lo más acertada posible.

Porque, y a pesar de que la definición básica y lógica es simple, para cada persona puede significar una cosa, tener un fin y, además, optar por un método, una técnica concreta elegida de entre las distintas que existen -y son muchas-, a pesar de que todas tengan una misma meta.

Son múltiples caminos para llegar a un mismo punto. Pero cada persona que practica la meditación elegirá el método, el camino que mejor se adapte a sus necesidades, la senda que más fácil le sea recorrer o más satisfacciones le aporte.

La Respuesta Más Evidente

La Meditación consiste en la utilización de una técnica concreta con el fin de adiestrar la atención y la conciencia para conseguir un estado mental y emocional claro, reposado e inalterable.

Las Que lo Son Menos

meditacion

Las respuestas que son menos evidentes son aquellas que puedan dar cualquiera de las muchas personas que practiquen la Meditación.

Porque, a pesar de que, como decíamos antes, todas y cada una de ellas van a tener el mismo fin, la misma meta, cada practicante explicará qué es lo que para él significa meditar, según sus propias experiencias y sensaciones.

Y, evidentemente, cada una de éstas puede que difiera de las de los demás. Porque son, precisamente, eso, experiencias, sensaciones, emociones… vividas durante el transcurso de su práctica.

Orígenes de la Meditación

Como de tantas cosas, conocer el origen de la Meditación resulta casi imposible, por no decir imposible del todo.

Las primeras noticias de las que se tienen constancia se remontan a la época de los Vedas, en la India. Y no sería hasta finales del siglo XIX cuando esta práctica comenzó a expandirse por occidente.

meditación

Desde sus orígenes, esta técnica ha estado firmemente ligada a las tradiciones religiosas. Y el hecho de meditar tenía siempre unas connotaciones místicas muy claras. Y quienes meditaban estaban, de una forma u otra, en contacto con ese sentimiento devoto del practicante religioso.

Pero, en la actualidad -y desde hace ya bastante tiempo- la meditación se ha ido separando de este concepto y es practicada en contextos exentos de cualquier connotación espiritual.

Así, hoy en día, la meditación puede llevarse a cabo por motivos religiosos o, por el contrario, simplemente como una técnica más de sanación, de encontrar un equilibrio perdido por el ritmo actual de la vida o por cualquier otro motivo exento, por completo, de cualquier connotación religiosa.

Efectos Positivos de la Meditación

Los efectos positivos en las personas que produce la Meditación, en cualquiera de sus modalidades y sea la razón que sea la que le ha llevado a esa persona a practicarla, son múltiples.

A continuación, enumeraremos algunos de estos efectos beneficiosos que conlleva la práctica de la Meditación.

  • Disminuye el envejecimiento celular.
  • Equilibra las emociones y los sentimientos.
  • Hace aflorar los sentimientos y pensamientos positivos en las personas.
  • Tiene efectos beneficiosos sobre el sistema inmunológico.
  • Disminuye la presión sanguínea.
  • Acrecienta las habilidades cognitivas (memoria, atención, percepción, creatividad y el pensamiento abstracto.
  • Alivia el estrés, la ansiedad y la depresión.
  • Aumenta la tolerancia al dolor.
  • Mejora la calidad del sueño.

Estos son, sólo, algunos ejemplos de los beneficios que la Meditación nos aporta.

Pero, nuestra recomendación es que, si de verdad quieres conocer el resto de beneficios que la Meditación aportara a tu vida, no dejes pasar más tiempo y comienza a practicarla en cualquiera de sus modalidades (Vipassana, Zazen, Gtong-len, Mindfulness…).

Porque, como decíamos al principio, da igual el camino que elijas ya que la meta es la misma.