Talismanes y Amuletos

Flor de la Vida. El Todo en su Interior

flor de la vida

Si alguna vez has visto el símbolo de la Flor de la Vida y te preguntas qué es exactamente y qué significa, aquí encontrarás todas las respuestas.

¿Qué es La Flor de la Vida?

flor de la vida

La Flor de la vida es una figura geométrica formada por 19 círculos completos, cada uno con el mismo diámetro, y 36 arcos que, en conjunto, forman una figura hexagonal. Esta figura está rodeada por un círculo más grande que la envuelve.

Los 19 círculos del interior de la figura están solapados, de forma que se crea un patrón que produce el efecto óptico de flores de 6 pétalos.

La Flor de la Vida forma parte de la Geometría Sagrada. Esta es una doctrina que sostiene que en el universo hay una lógica matemática, geométrica y física y que las propiedades esenciales del universo pueden expresarse por medio de formas y patrones simples. Y la Flor de la Vida, en su patrón, representa dicha lógica y expresión.

Realmente, hace relativamente poco tiempo que se comenzó a denominar Flor de la Vida a este diseño en concreto con forma de figura hexagonal, pero su origen se remonta mucho tiempo atrás con diferentes diseños, más simples y de los que ha ido evolucionando hasta llegar a convertirse en el que hoy conocemos.

Realmente, desde la antigüedad se ha venido utilizando este patrón sobre diferentes superficies y lugares, ya que, desde el principio, se le ha considerado como una de las formas geométricas sagradas más poderosas.

Un Poco de Historia

La historia actual de la Flor de la Vida da comienzo cuando Bernard Perona (más conocido por su seudónimo: Drunvalo Melchizedek), investigador esotérico, fundador de escuelas de enseñanza de la Nueva Era e impulsor de la técnica de meditación Mer–Ka–Ba -sistema por medio del cual se puede sanar cuerpo, mente y espíritu-, afirmó en su libro “El Antiguo Secreto de la Flor de la Vida” que el Dios Tot (dios egipcio de la sabiduría, entre otras cosas) le había mostrado el símbolo de la “Flor de la Vida”. Tot también le informó de que podría encontrar este símbolo en Egipto.

El Descubrimiento en Egipto

flor de la vida

Finalmente, el motivo fue descubierto en el Osireion de Abidos, un templo del antiguo Egipto, mandado construir por el faraón Seti I, dedicado a Osiris.

Como nota curiosa, el hecho de que este templo dedicado a Osiris esté situado en Abidos proviene de la mitología egipcia, en la que se narra que Isis encontró la cabeza de Osiris en Abidos, después de que Seth (hermano de Osiris) se la cortase. Y, así, este lugar se convirtió en centro de adoración de Osiris.

Allí, se encontró este motivo plasmado múltiples veces en sus muros de piedra. Melchizedek dató estas representaciones con una antigüedad superior a los 6.000 años. Aunque, esta datación se ha puesto, posteriormente, en duda dado que estos símbolos estaban acompañados con caracteres griegos, lo que se ha interpretado como que, evidentemente, los símbolos no son egipcios y su antigüedad es mucho menor.

Este símbolo se ha ido encontrando en otros lugares del mundo como:

  • España,
  • Escocia,
  • Austria,
  • Israel,
  • Turquía,
  • China,
  • India,
  • México…

Pero, al parecer, la representación de la Flor de la Vida, como tal, hallada en Osireion es la más antigua que se conoce. Por lo menos hasta la fecha.

Drunvalo Melchizedek y la Flor de la Vida

Según el propio Drunvalo Melchizedek, el Dios Tot le informó de que la Flor de la Vida posee, en sí misma, absolutamente todos los aspectos existentes de la vida. Cada cosa que existe, sea de la índole que sea y pertenezca a la materia que pertenezca, está incluida en ella.

Realmente, y según esta información que Tot le dio, todo, absolutamente todo lo que existe en forma de onda en cualquier universo está contenido en la Flor de la Vida.

Figuras y Símbolos que Derivan de la Flor de la Vida

Es importante conocer que existen otros muchos símbolos que derivan de la Flor de la Vida -por estar insertos en ella-, utilizando su estructura geométrica como base. Esto es bastante lógico si tenemos en cuenta la afirmación de que en la Flor de la Vida se contiene todo lo existente. Por lo tanto, otros muchos símbolos tienen que estar incluidos en ella.

Por poner sólo algunos ejemplos de esto, los siguientes símbolos provienen de la Flor de la Vida:

  • La Fruta de la Vida: Este símbolo se crea a partir de 13 círculos y de él se obtiene el Cubo de Metatrón, dentro del cual se encuentran los cinco sólidos platónicos o pitagóricos.
  • La Semilla de la Vida: Ésta es como una versión más sencilla de la Flor de la Vida. Se cree que este símbolo representa la creación de la vida en 7 días.
  • El huevo de la vida: Esta figura está relacionada con las estapas de las primeras divisiones celulares del embrión.

Este patrón ha sido conocido por filósofos, artistas y arquitectos en todo el mundo. Y se ha estado utilizando, desde la antigüedad, en muchas culturas que consideraban que este símbolo significa el todo y la conexión entre el espacio y el tiempo.

Propiedades de La Flor de la Vida

La Flor de la Vida es un poderoso amuleto que nos aportará equilibrio interno, paz con nosotros mismos y con nuestro entorno, armonía en nuestras vidas, apertura espiritual y conexión con el universo.

Incluirlo en nuestra vida, de la forma que sea, bien porque lo llevemos con nosotros o porque lo tengamos en el hogar, y trabajando con él, hará que nuestra vida se armonice, pacifique y se conecte con niveles de consciencia superiores.