Energías

Feng Shui. Dirigiendo la Energía

Feng Shui

El Feng Shui es una técnica milenaria de China por la que conseguiremos dirigir la energía (Qi) para que no se estanque y fluya, tanto en el interior de nuestro hogar como en el exterior de él, de forma positiva para nosotros y nuestra vida.

¿Qué Es el Qi?

feng shui

Qi es como se denomina a la energía que, por medio del Feng Shui, canalizaremos para nuestro beneficio.

Esta energía puede actuar de forma positiva, de manera negativa o quedarse estancada y no fluir.

Tanto si su forma de actuar en nuestro entorno y sobre nosotros mismos es negativa como si está estancada, repercutirá en todos los sentidos en nuestras vidas, de forma que las cosas no discurran de manera que nos sean favorables.

Nuestros proyectos no avanzarán o, aún peor, se vendrán abajo. Las relaciones de pareja o entre familiares no serán positivas, nuestra salud se resentirá de una forma muy apreciable…

Por eso, es tan importante que sepamos cómo hacer que, esa energía, ese Qi que está estancado o esta fluyendo de forma negativa, cambie su polaridad y comience a discurrir de forma positiva o, si estaba estancada, comience a moverse y, por supuesto, lo haga en el sentido que lo tiene que hacer para que nos sea favorable.

¿Es Difícil Poner en Práctica esta Técnica?

feng shui

Como cualquier otra técnica, es evidente que, para conseguir dominarla a la perfección necesita de unos estudios profundos y largos.

Pero, lo bueno que tiene el Feng Shui es que, aunque uno no tenga tiempo o ánimos de convertirse en todo un maestro de este arte, dispone de, podrían denominarse “pequeños trucos”, la mayoría de ellos verdaderamente fáciles de llevar a cabo por cualquiera -incluso para aquellos que acaben de tomar contacto con esta técnica-, y que son realmente favorables para nosotros, nuestro hogar, nuestro entorno y para todos aquellos que compartan nuestra vida, nuestro hábitat y nuestra energía.

¿Es Caro Poner en Práctica el Feng Shui en Nuestras Vidas?

feng shui

Como todo, dependerá de las modificaciones que uno quiera, pueda o esté dispuesto a acometer en su hogar para adecuarlo a las técnicas que el Feng Shui aconseje realizar.

También dependerá de la cantidad de cambios que sean necesarios realizar. Unos hogares, por su ubicación, construcción, distribución… están más en consonancia con esta técnica que otros. De forma que, los que ya de por sí están más adecuados necesitarán menos reformas que los que no lo están.

Pero, incluso si por los motivos que sean, uno no puede o no está en disposición de llavar a cabo reformas más grandes, realmente, con pocas cosas que, además, son bastante económicas, cualquiera puede comenzar a poner en práctica esos cambios y a notar sus beneficiosos efectos en su vida y a todos los niveles.

Practicar el Feng Shui es, para cualquiera que lo quiera hacer, fácil y barato.

Sólo tienes que proponéroslo y poneros manos a la obra.

¿Dónde Aprender?

Feng Shui

Tampoco en esto encontraréis dificultades. Porque el mercado del libro dispone de una muy amplia variedad de ediciones sobre Feng Shui que tratan la materia de forma amena y muy práctica.

Asimismo, si no queréis compraros un libro, existen muchas Webs y muy buenas en las que se os darán consejos, sugerencias y recomendaciones para que podáis comenzar, desde el primer momento, a poner en práctica este arte.

De una forma u otra, si queréis comenzar a introduciros en este apasionante arte, lo tenéis verdaderamente fácil. Y los beneficios que vais a recibir en vuestras vidas bien valen el pequeño esfuerzo que os puede suponer el aprenderlo y ponerlo en práctica.

Nosotros, en sucesivos artículos, os iremos dando consejos muy fáciles de llevar a cabo para que, ese cambio, llegue a vuestras vidas.