Ciencia

Equinoccio de primavera

Equinoccio de primavera

La energía del equinoccio de primavera es uno de los momentos de transición más importantes del año. ¡Descubre cómo celebrar la llegada de la primavera!

Qué es un Equinoccio

Equinoccio de primavera

Sólo ocurren dos equinoccios en todo el año. El equinoccio de primavera, momento en el que los días comienzan a hacerse más largos y las noches más cortas y el equinoccio de otoño. Que es cuando ocurre lo contrario. Las noches empiezan a ser más largas y los días más cortos.

En el hemisferio norte, en marzo, tendrá lugar el equinoccio de primavera. Al mismo tiempo (en el mes de marzo), en el hemisferio sur, tendrá lugar el equinoccio de otoño.

Un equinoccio es el momento del año en el que el Sol se alinea con el ecuador de la tierra y es el único momento del año en el que el Sol sale exactamente por el este y se pone por el oeste.

Porque debido a la inclinación del eje de la tierra y al movimiento de traslación al rededor del Sol, el punto de la salida y de la puesta del sol varia un poco. Para ser más concretos, durante primavera y verano se mueve hacia el norte, mientras que en otoño e invierno se desplaza haca el sur.

El origen de la palabra equinoccio viene del latín “aequinoctium” que significa “noche igual”. Y se usa esta palabra para referirse a este evento astronómico porque durante un equinoccio la noche dura lo mismo que el día (12 horas cada uno).

Qué Significa y Cómo nos Influye

Equinoccio de primavera

El equinoccio de primavera representa el triunfo de la luz sobre la oscuridad. Y esta luz nos ayudará a dejar atrás los miedos, las inseguridades y los pensamientos negativos.

La primavera trae un amanecer, un nacimiento. La naturaleza resurge. Es el momento en que todo aquello que durante el largo invierno estaba dormido, pausado, despierta cargado de una energía fuerte y vibrante que se desplaza por el aire y llega hasta nuestro interior.

La luz y la vitalidad que trae la energía del equinoccio de primavera nos hace sentir más vivos, nos impulsa a comenzar nuevos proyectos y a realizar nuestros deseos.

Todo se reactiva. La naturaleza, nuestra mente, proyectos o ideas que se habían quedado olvidadas o abandonadas. El equinoccio de primavera, (al igual que el de otoño) también trae consigo equilibrio y armonía.

Este importante comienzo de ciclo, también fomenta la renovación, la sanación y el amor en todos los niveles de nuestro ser. Cuerpo, mente y espíritu.

Esta poderosa energía eleva nuestra vibración interior, fomentando un mejor estado de ánimo y una actitud más positiva en todos los sentidos. Nos sentimos mejor con nosotros mismos, nuestro físico, nuestra forma de ser y nos sentimos más capaces de afrontar las dificultades que puedan surgir en nuestro camino.

Armoniza con el Equinoccio de Primavera

Equinoccio de primavera

De por sí, toda la energía que se genera y se mueve durante el equinoccio de primavera nos influye. Pero hay algunas cosas que podemos hacer para celebrar los regalos que el universo nos hace durante ese día, y así imbuirnos por completo de las vibraciones del equinoccio de primavera.

  • Un baño de sol. La energía y la fuerza que transmiten los rayos del Sol son muy poderosas. Por eso tomar un baño de sol, durante unos 15 o 20 minutos, el día del equinoccio de primavera te aportará mucha fuerza y valor para enfrentarte a cualquier dificultad en tu vida. No importa si lo haces temprano por la mañana o por la tarde. Como precaución, procura no hacerlo entre las 11.00 y las 16.00. Recuerda que esas son las horas en las que los rayos solares podrían dañar tu piel. Se trata de cargarnos de energía sin dañar nuestra piel.
  • Entra en contacto con la naturaleza. La madre naturaleza es tan poderosa como el sol. Es esencial que harmonicemos con ella y sintamos cómo fluye su energía a través de nosotros. Puedes combinar esta actividad con la anterior y tomar un baño de sol en plena naturaleza. No importa si estas en la playa, en el campo o en un parque cercano a tu casa. Lo importante es que sientas la naturaleza cerca de ti. Puedes simplemente sentarte en la hierba o en la arena o descalzarte para establecer un contacto aun mayor. Si estás en la playa, deja que las olas del mar bañen tus pies.
  • Meditar. La meditación es una práctica muy importante. Puedes sentarte cómodamente, cerrar los ojos e imaginar cómo con la llegada de la primavera y la luz del sol, se van reactivando todas las áreas de tu vida que se puedan encontrar un poco estancadas. Imagina también cómo esa luz entra en ti y limpia tu ser de toda negatividad.
  • Pasa tiempo con tus seres queridos. En japón hay una antigua tradición que forma parte de una festividad, la cual dura siete días. Consiste, entre otras cosas, en que las familias se reúnan, sin importar lo lejos que se encuentren, para pasar tiempo juntas. Compartir nuestro tiempo con las personas que más nos importan es muy importante en cualquier época del año. Pero durante las épocas de transición (como los equinoccios y solsticios) lo es aún más, ya que aquellas personas a las que amamos y que nos aman, son las que nos acompañan a cada paso que demos.
  • Comenzar algo nuevo. Como hemos dicho, el equinoccio de primavera simboliza un comienzo y un despertar. Por esta razón, comenzar un nuevo proyecto o algún pasatiempo interesante es una buena forma de darle la bienvenida a la primavera y fomentar la reactivación de todas las áreas esenciales de nuestras vidas.

Ahora sabes que el equinoccio de primavera, es uno de los fenómenos astronómicos y astrológicos del año. Pero no es el único. Si sientes curiosidad, haz clic aquí.