Literatura Sagrada

El Kybalion. La Sabiduría Hermética

Kybalion

El Kybalion, texto que resume la filosofía y la sabiduría del hermetismo, fue publicado, por primera vez, en 1908. Y ya desde el principio nos asombra con su afirmación de que sólo aparecerá en la vida de cada persona cuando sea el momento justo y preciso de hacerlo.

Sobre la Afirmación Anterior

Kybalion

La afirmación que, como acabamos de decir, aparece al principio de El Kybalion viene a decir que, aunque el libro caiga en nuestras manos e, incluso, lo comencemos a hojear, si no es el momento preciso en nuestra vida, ya sea por propia evolución, por preparación o por la razón que sea, para que lo tengamos que leer y, más importante, comprender y extraer la sabiduría que se encierra en sus páginas, lo desecharemos y lo dejaremos olvidado en cualquier estante de nuestra librería.

No sucede nada, no pasa nada, el libro y sus secretos no se van a ofender. Al contrario, él así lo prefiere porque sabe dos cosas.

Primera: que no es el momento adecuado para desvelar sus secretos y su sabiduría y, siendo así, es preferible no hacerlo.

Y segunda, y más importante: que llegará el momento, justo ese momento en el que estaremos preparados para su lectura, que lo reencontraremos y, algo difícil de explicar, hará que lo leamos con avidez, descubriendo esos secretos que atesora y, aún más importante, entendamos lo que, suave, sutil y amablemente, nos muestra y enseña.

Ese será el momento que El Kybalion ha estado esperando para “hablarnos”. Ese será el momento justo, no antes, no después, en el que El Kybalion debía aparecer en nuestras vidas para cumplir con su misión.

Esa afirmación ha sido repetida con otras palabras, pero con el mismo significado, en diferentes ocasiones y contextos, como, por ejemplo, el tan conocido aforismo que nos dice: “Cuando el alumno está preparado, aparece el Maestro.

En el caso de El Kybalion, los alumnos somos, evidentemente, nosotros y el Maestro el propio libro, sus escritos y su sabiduría.

El Origen de El Kybalion

Kybalion

Como hemos dicho al principio de este artículo, El Kybalion se publicó, por primera vez, en el año 1908.

Su autoría, el autor, o los autores -porque si fue uno o fueron varios es algo que nunca se ha podido desvelar, puesto que decidió, o decidieron permanecer en el anonimato-, se adjudicó a los “Tres Iniciados“.

Este hecho trajo consigo una serie de teorías sobre quién fue, realmente, el autor, o autores, de este libro.

Nada importa, verdaderamente, llegar a descubrir este hecho. Puesto que lo realmente importante es lo que su lectura nos desvela y enseña. Dando lo mismo si lo escribió una persona o varias y si esa persona, o esas personas eran tales o cuales autores.

Y ese es el motivo real del porqué quien, o quienes lo escribieron, decidió permanecer en el más total y absoluto anonimato. No había que centrarse en el autor sino en el contenido que, en opinión de su autor, era lo verdaderamente importante.

Aun así, la curiosidad de la mayoría de las personas que se toparon con el libro, quizá porque se encontraban en el grupo de personas que todavía no estaban preparadas para que el maestro apareciese, hizo que se barajasen diferentes nombres a los que adjudicarles esa autoría de El Kybalion.

Y entre esos nombres, el que más peso pareció tener para llevarse el título de autor de El Kybalion fue William Walker Atkinson.

Asimismo, y quizá para completar eso de los Tres Iniciados, también se dijo que el libro pudo ser escrito por William Walker junto con otros dos autores: Paul Foster Case y Elias Gewurz.

De esta forma, como decimos, se conseguiría completar el triunvirato de autores.

Volvemos a decir que, para el autor, o autores, sus nombres no eran relevantes y el hecho de ser conocidos lo único que podía hacer era restarle importancia a lo verdaderamente importante: el texto y sus enseñanzas.

William Walker Atkinson

Kybalion, William Walker Atkinson

William Walker Atkinson fue abogado, comerciante, autor, editor y, quizá sobre todas esas cosas y por el simple hecho de la importancia que para él mismo tuvo en su vida, ocultista.

Considerado como uno de los pioneros del conocido como Movimiento del Nuevo Pensamiento o Pensamiento Superior en Estados Unidos, y creado por Phineas Quimby en 1854, y al que pertenecieron escritores tan reconocidos como, por ejemplo, Charles Fillmore, Emmet Fox, Joseph Murphy, Napoleón Hill, Conny Méndez, Louise L. Hay, Wayne Dyer y, lógicamente, el propio William Walker Atkinson, por citar sólo algunos.

William fue autor de numerosas obras en las que utilizó seudónimos como: Theron Q. Dumont y Yogi Ramacharaka[1]

Paul Foster Case y Elias Gewurz

Kybalion, Paul Foster Case

En cuanto a estos otros dos autores a los que se les atribuye, junto con William Walker, como hemos dicho, la autoría de El Kybalion se puede decir que Paul Foster fue ocultista y autor de numerosos libros que versaban sobre el Tarot y la Kabalah.

Elias Gewurz, nacido, a diferencia de los dos anteriores escritores que eran estadounidenses, en Cracovia, aunque posteriormente emigró a Estados Unidos, fue un teósofo y autor de una considerable cantidad de libros, también, sobre la Kabalah.

Conclusión

De una forma u otra y sean cuales sean los autores, en plural o singular, de El Kybalión, lo verdaderamente importante es su contenido, la sabiduría que encierra y lo que nos enseña. Eso sí, recordémoslo, sólo si es el momento de que nos lo muestre.

Pero ¿por qué no probar y ver si ese mágico momento ha llegado para nosotros?

El Kybalion es un libro realmente importante dentro de la Literatura Sagrada y Mística que merece nuestra atención. Todo será que, despues de abrirlo y comenzar su lectura, decidamos dejarlo en ese estante del que hablábamos al principio del artículo.

Allí nos esperará, seguro, para cuando estemos preparados. Si es que no los estamos ahora.

¡Feliz Lectura!