Ciencia

Eclipses de Junio de 2020. ¡No te los Pierdas!

eclipses

En el próximo mes de junio podremos disfrutar de dos Eclipses, uno lunar y el otro solar.

El primero de ellos, que podremos verlo entre los días 5 y 6 del mes, será un Eclipse Penumbral.

Y el segundo, el 21 del mismo mes. Éste será un espectacular Eclipse Anular.

¿En Qué Consiste un Eclipse Penumbral?

eclipses penumbral

Quizá, lo primero que tendríamos que aclarar son los diferentes Eclipses de Luna que se pueden dar. De esta forma, será más fácil saber a cuál de ellos no estamos refiriendo.

Así, los distintos Eclipses se dividen en:

  • Eclipse Penumbral: sucede cuando la Luna pasa a través de la zona de Penumbra de la Tierra. La sombra que proyecta la Tierra al colocarse entre el Sol y la Luna se divide en dos clases: la Umbra y la Penumbra. En la zona de Umbra, la más interior, no existe radiación solar, mientras que en la zona de sombra que rodea a la Umbra sí hay algo de radiación, por lo que su efecto no es de oscurecimiento total. Esta es la zona de Penumbra. De hecho, un Eclipse Penumbral puede ser de dos clases: Eclipse Penumbral Parcial, que sucede cuando sólo una parte de la Luna penetra en la zona Penumbral y Eclipse Penumbral Total, que ocurre cuando nuestro satélite entra por completo en esa zona de penumbra, aunque sin llegar, en ningún momento, a penetrar en la zona de Umbra.
  • Eclipse Parcial: es el Eclipse que sucede cuando sólo una parte de la Luna entra en la zona de Umbra.
  • Eclipse Total: esta tercera clase de Eclipse ocurre, obviamente, cuando la Luna entra, por completo, en la zona de Umbra.

Conociendo esta clasificación, diremos que el Eclipse que podremos ver los días 5 y 6 de junio pertenece al primer tipo y dentro de éste, al Penumbral Parcial.

Esto quiere decir que la Luna se ensombrecerá un poco, perdiendo parte del brillo característico que le corresponde por ser Luna Llena.

¿Y un Eclipse Solar Anular?

eclipses anular

Veíamos, al principio de este artículo, que el Eclipse que se producirá el 21 de junio será un Eclipse Anular.

Pero ¿en qué consiste un Eclipse de este tipo?

Como en el caso de los Eclipses Lunares, lo primero que queremos explicaros son los diferentes tipos de Eclipses Solares existentes.

Y, también como en los Lunares, hay tres tipos de Eclipses Solares:

  • Eclipse Solar Parcial: es en el que la Luna no llega a cubrir, por completo, el disco solar. El efecto que se puede ver desde la Tierra con uno de estos Eclipses es como el de una Media Luna, que es la parte del Sol que no queda cubierta por la Luna.
  • Eclipse Solar Total: este tipo de Eclipse se produce cuando el disco Lunar tapa, por completo, el solar. Cuando se produce un Eclipse Solar Total, también se da un Eclipse Solar Parcial, ya que el Total sólo es visible desde la Tierra para los observadores que se encuentran dentro de la llamada “banda de totalidad“, que es la que se encuentra dentro del cono de sombra lunar. El resto de observadores que no estén dentro de los límites de esa banda de totalidad, podrán ver un Eclipse Solar Parcial.
  • Eclipse Solar Anular: este Eclipse se produce cuando la Luna se encuentra más alejada de la Tierra (apogeo) y el diámetro de su disco es inferior al del disco solar. De esta forma, cuando se produce uno de estos Eclipses, queda a la vista de los observadores que, como en el caso de los Eclipses Solares Totales, se encuentren dentro de la denominada “banda de anularidad“, un resplandeciente anillo solar que rodea el negro disco lunar. Para el resto de observadores, también igual que en los Eclipses Totales, podrán observar un Eclipse Parcial.

Así, el día 21 de junio, para observadores que se encuentren dentro de esa banda de anularidad, podrán disfrutar de ese increíble y fantástico espectáculo que nos regalan el Sol y la Luna. Y en el que un brillante y resplandeciente anillo solar rodeará a la Luna.

¿Cómo nos Afectan los Eclipses?

Lo primero que tenemos que decir es que, los efectos que podemos sentir en nosotros por el influjo de los Eclipses son diferentes si es Lunar o si es Solar.

Efectos de un Eclipse Lunar

El influjo de un Eclipse Lunar hará que, durante un tiempo, repasemos nuestro pasado comparándolo con nuestro presente. Pensemos en la forma en la que habríamos actuado o resuelto ciertos conflictos de ese nuestro pasado si hubiésemos dispuesto de la experiencia que hoy tenemos y nos planteemos el hecho de que si hubiésemos actuado como hoy lo hubiésemos hecho, nuestra vida actual sería diferente.

Podremos notar conflictos entre lo racional y lo irracional. Y nuestro estado de ánimo se puede ver alterado.

Efectos de un Eclipse Solar

eclipses

Por el contrario, en los Eclipses Solares podemos sentirnos más irritados y por motivos que, en otras circunstancias, no nos habrían afectado de igual forma.

Nuestra actividad física, mental y emocional también estarán alteradas y podremos tener trastornos tanto en el sueño como a nivel digestivo. Así como sentirnos cansados o deprimidos.

Podemos sentir que nuestra voluntad y determinación disminuyen. Nos será más difícil hacer proyectos porque nos sentiremos confundidos.

Efectos Comunes en Ambos Eclipses

Lo que sí es común en ambos Eclipses es que son los momentos ideales para que estemos atentos a los cambios que podamos sentir tanto en nuestro interior, a nivel espiritual como energético, como en el entorno que nos rodea.

Un Eclipse es un momento de Evolución Espiritual si lo sabemos aprovechar. Además, tenemos la suerte de que sus efectos no desaparecen en cuanto el Eclipse termina.

Estos efectos comienzan a manifestarse en nosotros, podemos empezar a sentirlos días antes de que se produzca y perduran semanas después de que el fenómeno haya terminado.

Conclusión

Siempre tenemos que tener en cuenta que cualquier Eclipse es un momento de inflexión en nuestra vida. Es una época en la que algo se acaba y algo comienza. Manteniéndose el equilibrio en nuestras vidas siempre que nos sepamos amoldar a esos cambios.

Y depende sólo de nosotros el saber aprovechar ese mágico momento, estando alerta a los movimientos que se produzcan en nuestros sentimientos íntimos, así como a las vibraciones, flujos y actividad que se sucedan en nuestro entorno.

Porque, cada una de estas cosas, serán los indicativos que el Cosmos y las Energías nos envíen para que las aprovechemos y salgamos renovados, positivamente, de la influencia que los Eclipses ejercen sobre nosotros.

¡Que podáis disfrutar de estos dos mágicos y maravillosos momentos que el Universo nos regala en este próximo mes de junio!