Terapias Alternativas

Cromoterapia. Los Colores Nos Sanan

La Cromoterapia, por su forma de entender la sanación, es una Terapia Alternativa que se puede enmarcar, perfectamente, dentro de la Medicina Holística.

Fundamentos de la Cromoterapia

cromoterapia, cromo-terapia, cromo terapia

La Cromoterapia funda su terapéutica en que utilizando la luz en forma de distintos colores, se consigue equilibrar las energías descompensadas en nuestro cuerpo a niveles tanto físicos como mentales y emocionales.

En Cromoterapia se usan, generalmente, ocho colores diferentes: el rojo, el amarillo, el naranja, el verde, el turquesa, el azul, el violeta y el magenta. Aunque, en ocasiones, se añade algún otro color como el blanco o el dorado.

Cada uno de ellos posee una vibración diferente y, por consiguiente, unas propiedades distintas sobre nosotros, nuestro organismo y, evidentemente, adecuado a unas dolencias específicas.

En la práctica de la Cromoterapia no sólo se tienen en cuenta los colores a la hora de ser expuestos a sus propiedades, sino, también, a la hora de utilizarlos en la ropa que usamos, en el color de los alimentos que comemos y en la decoración de nuestros hogares.

En definitiva, los colores nos afectan, para bien o para mal, y la Cromoterapia se encarga de que sea para bien, de cualquier manera en la que estemos expuestos a ellos o los ingiramos, ya sea, en esta última opción, por medio de los alimentos sólidos o por la bebida.

Esto nos lleva a comprender la importancia que tienen, para nuestra salud y bienestar, los colores que nos rodean, ya sea en nuestras casas, en los lugares de trabajo o donde quiera que sea, así como en nuestra forma de vestir.

Realmente, elegir un color inadecuado puede desequilibrar nuestras energías y hacernos enfermar física, mental y emocionalmente.

La sanación vendrá, como es evidente, por medio del tratamiento con el o los colores que corrijan ese desequilibrio energético.

Significado y Utilización de Cada uno de los 8 Colores

cromoterapia, cromo-terapia, cromo terapia
  • Rojo: es estimulante. Su utilización es perfecta para cuando se padecen desequilibrios energéticos, anemia, bronquitis, reuma catarros o hipotensión. Además, facilita la comunicación.
  • Amarillo: es un estimulante cerebral y nervioso, facilitando la concentración. Es perfecto para el tratamiento de las depresiones, problemas intestinales, abdominales y hepáticos. Y, además, es un fantástico depurativo sanguíneo.
  • Naranja: es el color ideal para facilitar la relación con los demás, por lo que es perfecto para las personas tímidas e introvertidas, ya que aumenta el optimismo y elimina las inhibiciones. Además, es el color que se utiliza para tratar enfermedades pulmonares, trastornos mentales, problemas óseos, musculares y de ligamentos, cálculos renales e hipotiroidismo.
  • Turquesa: refuerza nuestro sistema inmunológico, por lo que es el adecuado para el tratamiento de las infecciones. Es un color que ayuda a calmar, relajar y dar paz de espíritu ayudándonos, al tiempo, a aclarar nuestras ideas y nuestros pensamientos. Está relacionado con todo lo referente a la garganta, el pecho y la tiroides.
  • Verde: aporta a nuestras vidas equilibrio y armonía, y nos ayuda a combatir el cansancio físico y el estrés. Es un gran regenerador celular y aumenta nuestras defensas inmunitarias. Desintoxicante del organismo, aumenta el vigor y tonifica nuestro cuerpo. Útil en el tratamiento de neuralgias, problemas circulatorios, trastornos del sueño, problemas emocionales y dolores de cabeza.
  • Azul: es el color que simboliza la tranquilidad. Se utiliza en problemas de las glándulas tiroideas y paratiroideas, así como de garganta y oídos. Reduce los procesos febriles y facilita el sueño, eliminando el estrés y el cansancio psíquico y limpia nuestro organismo de los residuos celulares.
  • Violeta: es un gran calmante para el sistema nervioso y los trastornos psíquicos. En el terreno psíquico, trata los desequilibrios emocionales, los celos y los miedos que no tienen una causa real. Y en el plano físico, su uso es recomendado para tratar problemas del sistema digestivo, de la piel, renales, pulmonares e intoxicaciones sanguíneas.
  • Magenta: emocionalmente, nos ayudará a desechar ideas y pensamientos que han dejado de sernos útiles y que, el conservarlos, sólo consigue entorpecer nuestro desarrollo emocional y vital. En cuanto a su utilización en el plano físico, es un color que se utiliza en el tratamiento de problemas y enfermedades que afectan a los ojos, nariz y oídos.

Cromoterapia, una Forma de Sanación y una Forma de Vida

cromoterapia, cromo-terapia, cromo terapia

La Cromoterapia, como se puede comprobar en este artículo, va más allá de una terapia para la sanación de diferentes enfermedades, afecciones y dolencias. Porque, quienes las siguen, la convierten en una verdadera forma de vida.

Ya que el poder sanador de los colores lo incorporan, como hemos visto más arriba, a todos los ámbitos de su vida: alimentación, decoración, vestimenta…