Terapias Alternativas

Cristaloterapia. La Energía de la Tierra

cristaloterapia

La Cristaloterapia es una terapia que pertenece a la Medicina Holística, pues entiende la salud como un conjunto de cuerpo físico, mente y espíritu en un todo inseparable.

Antecedentes de la Cristaloterapia

cristaloterapia

El uso de los cristales y las gemas para la curación de enfermedades se remonta mucho en el tiempo.

En el 500 antes de Cristo ya se utilizaban las gemas y su poder sanador. En Egipto, los sacerdotes usaban el lapislázuli y la turquesa como protectores ante las enfermedades.

En Grecia, por su parte, Plinio el Viejo, Galeno, Heródoto, Aristóteles o Teofrasto escribían sobre las propiedades medicinales que poseían ciertos cristales y gemas.

De hecho, Plinio el Viejo elaboró una extensa guía en la que se recogían y detallaban las propiedades de una gran variedad de piedras y cristales.

En América, los indios Hopi utilizaban los cristales de cuarzo para determinar las enfermedades.

Ya en la Edad Media y en Europa, se comienzan a hacer compilaciones de las propiedades mágicas, astrológicas y medicinales de diferentes piedras preciosas y minerales en unos textos que se denominaron lapidarios y que fueron libros de consulta hasta el siglo XVII.

Entre los lapidarios más conocidos se pueden nombrar el de Alfonso X “el Sabio” o el de san Isidoro de Sevilla, entre otros.

Cómo Actúa la Cristaloterapia

cristaloterapia

El poder sanador que poseen los cristales se basa en que vibran en armonía con la energía terrestre, compartiendo el magnetismo de la Tierra y la radiación energética solar.

En definitiva, esta terapia dice que en los cristales laten las mismas fuerzas que dieron lugar y originaron la vida en la Tierra.

Estas fuerzas son absorbidas, almacenadas y trasformadas en el interior de los cristales, piedras y gemas. Y posteriormente, al ser utilizados estos cristales, piedras y gemas en las prácticas de sanación de la cristaloterapia, dicha energía es trasmitida al interior de nuestro cuerpo, produciéndonos el equilibrio y la armonía de los que estamos carentes en nuestro flujo energético.

Carencia que es la causante de las enfermedades y trastornos de la salud que padecemos.

Así, la energía de los cristales desbloquea y activa los vórtices energéticos, o chakras, limpia los meridianos y restaura el equilibrio de las energías yin y yang.

Además, a nivel físico, los cristales que se utilizan en las sesiones de cristaloterapia consiguen igualar y estabilizar los dos hemisferios cerebrales, relajar el cuerpo y la mente, estimular el funcionamiento de nuestros diferentes órganos (pulmones, corazón, estómago, hígado, páncreas…) y sistemas (circulatorio, endocrino, nervioso, digestivo, respiratorio…).

Y en el terreno psíquico, entre otros beneficios, podemos enumerar los siguientes:

  • Eliminan el estrés que se acumula en nuestro cuerpo debido a las tensiones a las que la vida nos somete.
  • Consigue desbloqueas emociones largamente silenciadas y que nos van minando interiormente.
  • Incrementan nuestra energía vital de forma visible.
cristaloterapia

Realmente, someterse a sesiones de Cristaloterapia es una forma sencilla, placentera y segura de recobrar nuestra salud perdida.

Y, además, una experiencia única que, seguro, desearéis repetir. Ya no sólo por el beneficio que notaréis en vuestra salud y en vuestra vida en general sino como vivencia, por el mero hecho de sentir ese flujo energético que recorrerá vuestro interior, aunque no lo necesitéis como método de sanación.

Porque, esto no se debe olvidar, la Cristaloterapia, como otras muchas terapias alternativas, no sólo sirve para sanarse cuando se está enfermo, sino como práctica preventiva que ayudara incluso a equilibrar las energías en vuestra vida.

Formas en las que se Utilizan los Cristales en Cristaloterapia

cristaloterapia, curacion con cristales

Las formas más utilizadas en Cristaloterapia de utilizar los cristales son, principalmente, dos.

La primera es por medio de la colocación de los cristales adecuados sobre los lugares exactos en los que deben ser ubicados en la superficie del cuerpo, y que corresponden al resultado que se está buscando.

La segunda manera de utilizar los cristales es por medio de la ingestión o aplicación externa de esencias o elixires preparados con los cristales.

Esta segunda forma es muy utilizada en Medicina Ayurvédica.