Talismanes y Amuletos

Cómo Hacer Amuletos Eficaces

Hacer Amuletos

Los Amuletos son algo maravilloso que podemos utilizar para múltiples cosas. Pero, hay algo aún mejor. Nosotros mismos podemos hacer Amuletos para la protección, la suerte, el amor… Así que, quédate hasta el final de este artículo y descubre cómo hacer Amuletos efectivos y muy personales.

¿Qué es un Amuleto?

Hacer Amuletos

Si has llegado hasta esta página seguramente es por que sabes lo que es y para qué sirve un amuleto. Y es por esa razón por la que quieres saber cómo hacer Amuletos.

Pero en caso de que hayas llegado hasta aquí por simple curiosidad, es importante que sepas un poco sobre qué son los amuletos y para qué sirven.

Los Amuletos son objetos que están cargados de diferentes energías místicas. Y que, además, llevan siendo utilizados desde hace muchísimo tiempo con diferentes finalidades.

¿Para qué sirven los Amuletos? Siempre se suelen usar a modo de protección para alejar y bloquear las malas energías (envidia, celos, ira, mal de ojo). Y, también, para atraer energías positivas a nuestra vida, como, por ejemplo, la buena suerte, la alegría, la fortuna e, incluso, el amor.

Dependiendo de como estén hechos y cargados, los Amuletos tienen unas propiedades u otras. Y es importante saber que podemos usarlos nosotros llevándolos encima y, también, podemos colocarlos en nuestro hogar.

¿Qué se Puede Usar para Hacer Amuletos?

Hacer Amuletos

Lo cierto es que para hacer Amuletos, tanto personales como para otra persona, podemos usar casi cualquier objeto. Podemos utilizar llaves, piedras preciosas, piedras normales, flores u hojas, anillos…

Lo único es que si vamos a hacer Amuletos personales (es decir no son un regalo para nadie ni para venderlos), debemos utilizar cualquier objeto pequeño que tenga valor o sea especial para nosotros.

En caso de que sea para regalárselo a otra persona, deberemos utilizar algo que esa persona haya seleccionado como objeto especial. Es mejor seleccionar un objeto pequeño, puesto que será más fácil llevarlo siempre con nosotros.

¿Es Fácil Hacer Amuletos Caseros?

Hacer Amuletos

La verdad es que sí que es sencillo hacer Amuletos. Pero, como todo en el mundo místico, es importante tener fe y creer en que lo que vamos a hacer funcionara correctamente, con lo cual también debemos de tener cierta confianza en nosotros mismos.

Podemos hacer dos clases de Amuletos, unos son los que ya hemos comentado arriba, que se basa en coger algún objeto que tenga valor o sea importante para nosotros, por la razón que sea, y hacer una especie de ritual para cargar este objeto con la energía que deseemos: para protección o para atraer ciertas energías.

Y la segunda forma de hacer Amuletos seria utilizando un pequeño saco de tela e introducir dentro de este (el saco) una serie de especias, flores, plantas y otros objetos para, así, luego proceder a cargarlo de energía.

Esta segunda clase de Amuletos son ideales para regalar, colocar en nuestro hogar o negocio y, también, para nosotros mismos. Pero en este artículo vamos a explicar cómo hacer amuletos con objetos como colgantes, anillos llaves…

Cómo Hacer Amuletos con Objetos de Valor Personal

Hacer Amuletos

Para hacer esta clase de Amuleto, lo único que necesitaremos será algún objeto que tenga mucha importancia para nosotros, por ejemplo, un anillo.

Y lo que haremos será reunir los cuatro elementos (tierra, fuego, aire y agua) sobre una mesa. ¿Cómo podemos hacer eso? ¡Muy fácil!

En una mesa, o en el suelo mismo, pondremos un cuenco con agua para representar el elemento de agua, una vela encendida para representar el elemento fuego, un plato con tierra para representar el elemento tierra y, por ejemplo, un cono de incienso encendido para que el humo represente el elemento aire.

El orden en el que coloques los elementos varia mucho de persona a persona. Hay quien coloca en el orden de tierra, aire, fuego y agua y otros lo colocan al revés o mezclado. Así que lo puedes colocar como te guie tu intuición o tu sentimiento.

Una vez tengamos los cuatro elementos listos, podemos proceder a cargar nuestro objeto (en este caso hablamos de un anillo pero puedes utilizar lo que tú prefieras).

Para cargarlo, solamente necesitamos poner el anillo entre nuestras manos y comenzaremos a pensar en lo que deseamos lograr. Por ejemplo: deseo que me traigas buena suerte, o deseo que me protejas de cualquier mal, o deseo que atraigas la abundancia a mi vida…

Es importante que estemos muy concentrados y tranquilos. También es importante que en el tiempo que tenemos nuestro anillo entre las manos sólo pensemos y repitamos el propósito que le queremos dar a nuestro objeto especial.

Una vez sintamos que hemos estado el tiempo suficiente con el objeto en nuestras manos y repitiendo nuestra petición, debemos proceder a cargarlo con las energías de los elementos.

Lo único que haremos será, con mucho respeto hacia los elementos, ungir nuestro anillo en cada uno de ellos. Podemos empezar por el elemento tierra. Antes de ungir nuestro objeto en los diferentes elementos, deberemos de pedirle, con respeto, a cada elemento que por favor nos ayude a llenar o cargar de energía nuestro amuleto para que nos proteja o nos traiga suerte etc.

Así lo haremos con los cuatro elementos. Es importante saber que a la hora de pedirle al elemento que nos dé su ayuda, debemos sujetarlo (por ejemplo el cuenco de agua) con ambas manos.

Después, procedemos a ungir nuestro amuleto mientras continuamos pensando en la finalidad que le queremos aportar. Y ¡ya esta! Esta es la forma más eficaz de hacer Amuletos con objetos.

Algo muy importante es que nadie toque nuestro amuleto y que cada cierto tiempo volvamos a recargarlo de la misma manera. Mejor si todo este proceso lo hacemos con luna creciente.

Si te ha gustado este artículo, no te pierdas estos otros.