Esoterismo

Busgosu. El Guardián del Bosque

El Busgosu. En este artículo vamos a hablar sobre una criatura llamada Busgosu. Descubriremos quién es este elemental, de dónde viene y de qué se encarga.

Cómo es el Busgosu

Busgosu

El Busgosu, también conocido como Musgosu, es un elemental de la mitología Asturiana y de la Cántabra. Se dice que su cuerpo es de humano de la cabeza a la mitad del cuerpo y, de ese punto hacia abajo, de cabra.

Como podemos ver, su aspecto es muy semejante al de los Sátiros de la mitología Griega o los Faunos de la Romana. Pero, una de las diferencias que tienen es que se ha dicho que lleva un traje y un sombrero de color verde. Aunque normalmente se le representa sin el traje o el sombrero.

Más características del Busgosu, o Musgosu, son que posee un espeso cabello, barba en punta, vello en el pecho, cuernos de cabra y es bípedo.

Aunque cabe resaltar que en la mayoría de las representaciones y dibujos que existen de él, su aspecto se asemeja mucho más al de un duende, ya que resaltan bastante más sus orejas alargadas y en punta que sus cuernos.

De Qué se Encarga el Busgosu

Busgosu

La verdad es que hay dos mitos sobre este elemental. Aunque ambos se parecen mucho.

El primero comenta que el Busgosu ayuda a los pastores perdidos a encontrar, otra vez, su camino y, también, ayuda a reconstruir las cabañas en las brañas (que son, para quien no lo conozca o no sea de Cantabria, lugares de pasto en las zonas altas de las montañas). Este mito proviene de la Cordillera Cantábrica.

Luego, existe el segundo mito, que es más extenso, y proviene del occidente de Asturias. Lo que relata esta historia es que el Busgosu, o Musgosu, es el señor de los animales, plantas, flores, arboles y, en general, de todo lo que hay en el bosque.

Se encarga de cuidar, proteger y defender el bosque y todo lo que habita en él. Es un elemental con intenciones burlonas pero, si eres bueno y respetuoso con el bosque y todos sus moradores, ya sean animales, plantas…, el Busgosu será bueno contigo, al igual que lo es, como ya hemos dicho un poco más arriba, con los pastores.

Normalmente, su forma de ayudar es mostrando el camino correcto para poder salir del bosque.

Pero, también es importante saber que el Busgosu odia a los cazadores, leñadores y, en general, a quienes hagan daño, de cualquier manera, al bosque o a cualquiera de sus habitantes, incluido cualquier elemento del mundo vegetal.

El Musgosu protege a los animales que son perseguidos y asusta y despista a los cazadores y leñadores hasta que éstos caen por un barranco.

Se dice que el beso del Busgosu provoca la llamada históricamente tisis (tuberculosis), escrofulismo y cualquier enfermedad que produzca palidez en la piel. Causando, así, que sus víctimas enfermen, se demacren y lleguen al final de su vida de una forma lenta y cruel.

Se cree que fueron los “ferreiros” vascos, que en el siglo XVII estaban asentados en Asturias, quienes introdujeron el mito del Busgosu. Y se dice que el Musgosu proviene del Dios Celta Cernunnos, llamado Candamo en Asturias.

Algunas Curiosidades sobre el Busgosu

El Busgosu vive en cuevas y en lo más profundo de los bosques. Si te lo encuentras, no lo debes perseguir. No se le puede alcanzar y, si lo molestas, podría hacerte caer por algún barranco como a los leñadores y cazadores.

En la senda del Bosque Encantáu de Ardisana (Llanes), podemos encontrar una figura que le representa y en la que el Busgosu nos dice y advierte:

Soy el Busgosu. Amo y señor de los bosques.
Soy tan viejo como el musgo y tan astuto como el zorro.
Espanto a los cazadores que quieren matar a las criaturas que aquí habitan y si te pierdes te ayudaré a salir del bosque.
Eso si te has portado bien con él.

¿Lo has hecho?

Camín Encantáu en el valle de Ardisana (Llanes)