Filosofía Oriental

Bhakti yoga. Amor y Devoción

Bhakti yoga

El Bhakti Yoga es uno de los diferentes tipos de Yoga que existen y aunque todos están dirigidos, de una forma u otra, hacia la adoración de la divinidad, el Bhakti Yoga es el yoga que, por sus prácticas y cómo se llevan a cabo, está enfocado directamente hacia la veneración, por medio del amor y la devoción, de la deidad con el fin de conseguir la liberación.

¿Para qué Sirve el Bkakti Yoga?

Bhakti yoga

Puede parecer una pregunta fuera de lugar, inapropiada o falta de respeto. Pero, en ningún caso, es esa la intención al formularla. Simplemente se trata de un intento de exponer una cuestión y darle una respuesta a fin de que quiénes hayan llegado hasta aquí y lean el presente artículo, puedan conocer lo que la práctica del Bhakti Yoga aportará a sus vidas. Para, de esa forma, tomar una decisión, que siempre será sabia y acertada, sea la que sea. Es decir, decidan seguir esta vía o, por el contrario, seguir adelante en su búsqueda propia.

Y decimos que, sea cual sea la decisión, siempre será la adecuada y sabia porque, aunque, tras finalizar la lectura del artículo decida que esto no es para él, estará en lo correcto, ya que, con total y absoluta seguridad, no será el momento pertinente de seguir esta filosofía. Y, si no es el momento, sería una total pérdida de tiempo y energía que podría haber utilizado en cosas más provechosas.

Y, si por el contrario, le interesa, será porque se trata del caso contrario. Y, entonces, sí será el tiempo y sí será una buena elección y en el momento preciso.

Por eso, de una manera u otra, la elección final será la correcta.

Entonces… ¿Para qué nos puede servir el Bhakti Yoga?

Bhakti yoga

Como apuntábamos al principio del artículo, el Bhakti Yoga se centra, total y absolutamente, en el amor y la devoción hacia la Deidad con el fin de encontrar y conseguir la propia liberación.

Pero, la liberación, ¿de qué? ¿De qué nos vamos a liberar a través de adorar a la Deidad?

Para esa pregunta la respuesta, para cualquiera que siga la filosofía Bhakti, es rápida y directa:

Liberarse del Samsara, del ciclo de sucesivos nacimientos, vidas, muertes y reencarnaciones a los que estamos sujetos para, finalmente, poder pasar al Nirvana.

Cómo Entiende un Bhakta su Práctica

Para un practicante de Bhakti Yoga, para un Bhakta, que es como se denominan a las personas que siguen esta filosofía, la práctica del Amor y Devoción hacia la Deidad tiene diversos caminos con los cuales conseguir llegar a un éxtasis de incomparable gozo, deleite y dicha en el que todo lo demás que le rodea desaparece.

Entre estos caminos no se encuentran ni las Asanas (las clásicas posturas de Hatha Yoga) ni la práctica del Pranayama (la ciencia de la respiración). Lo que no quita que un practicante de Bhakti Yoga pueda, por supuesto, practicar Hatha Yoga y Pranayama. En absoluto una práctica está reñida con la otra.

En concreto, estos caminos son:

  • Sravana: escuchar, sin ideas preconcebidas y con la mente abierta y libre de prejuicios, las enseñanzas del maestro.
  • Kirtanam: se trata de la repetición del nombre de la Deidad de una forma continua a modo de Mantra.
  • Smaranam: es ver a la Deidad en todo y recordarla siempre.
  • Padashevanam: es el servicio al maestro, llevado a cabo en nombre de la Deidad.
  • Archanam: en este camino, los practicantes, además de la adoración a la Deidad, llevan a cabo rituales y ofrendas.
  • Bandanam: Todo es una manifestación de la Deidad y, por tanto, en cualquier cosa está presente la Divinidad y, bajo este concepto, se adora a todas las cosas.
  • Atma nivedanam: es la entrega total y absoluta a la voluntad de la Divinidad.
  • Sakhyam: es el sentimiento de amistad, aprecio y amor por todo lo que está relacionado con la Divinidad.
  • Dasya: como sirviente de la Deidad, cumple sus mandamientos cuidando de los demás y, muy especialmente, de los más desprotegidos y, también, ayudando a la limpieza y reparaciones de los lugares sagrados.

El Amor a la Deidad es, evidentemente, amor a todo y todos. Ya que, siguiendo el camino Bandanam anteriormente citado, en cada una de las cosas que existen está la presencia de la Deidad.

Y el Amor verdadero es servicio, es ayuda, es atención y, por supuesto, es cuidado.

Una Última Aclaración

Bhakti yoga

Algo que consideramos muy importante aclarar sobre el Bhakti Yoga y el concepto de Deidad.

Para un practicante de esta filosofía, la Deidad, la Divinidad no es un Dios particular y preciso al cual todos los practicantes deben dirigirse.

Este concepto significa la Divinidad de cada uno o a lo que cada uno quiera dar ese sentido.

Puede ser, efectivamente, un Dios en el que cree, pero igualmente puede ser el Mar, el Cielo o cualquier objeto que, para él, represente a su Deidad.

Esto es muy importante porque abre la puerta de la práctica a cualquier persona, sea de la religión que sea o, incluso, si no tiene la creencia en un Dios o una Diosa en particular pero sí venera cualquier otra cosa que, para él, y como decíamos un poco más arriba, represente la Divinidad.

Porque el Amor es y representa la Divinidad en sí. Y el Bhakti Yoga es el Amor puro, total y absoluto.