Bienestar

Antibióticos Naturales. ¡Descúbrelos!

Antibióticos Naturales, equinacea

Los Antibióticos Naturales son aquellos productos que existen en la naturaleza y que, a diferencia de los sintéticos, generalmente no tienen efectos secundarios o, si los tienen, son muy leves o en casos muy puntuales, respetan la flora intestinal y no la destruyen, no son peligrosos por acumulación en el organismo y, además, son fáciles de obtener y más económicos.

Pero ¿Qué Son los Antibióticos?

Los antibióticos son fármacos utilizados para luchar contra las infecciones bacterianas, acabando con las bacterias o parando su reproducción y eliminándolas por medio de las defensas naturales de nuestro organismo.

¿Cuándo es Adecuado Tomar Antibióticos?

Antibióticos Naturales, equinacea

Es muy importante hacer una diferenciación. Y es que, los antibióticos sólo sirven para combatir dolencias y enfermedades que son producidas por bacterias y no por virus.

Esto, como decíamos, es muy importante a la hora de saber si la infección que se padezca es tratable por medio de antibióticos, o si su toma no nos va a servir para nada.

Y eso sólo nos lo va a poder decir un doctor. Pues hay enfermedades que tanto pueden ser provocadas por bacteria como por virus.

A modo de ejemplo de lo que estamos diciendo podemos nombrar la sinusitis, que tanto puede ser causada por bacterias, como por virus o por hongos.

Otro ejemplo semejante es la neumonía. Esta enfermedad, al igual que la sinusitis, puede deberse a bacterias, a virus o a hongos.

Antibióticos Naturales, equinacea

Y otro ejemplo más son las infecciones de oídos, que pueden provenir tanto por bacterias como por virus.

En estos tres ejemplos, si la enfermedad esta provocada por bacterias, se deberán administrar antibióticos. Pero si la causa no es por bacterias y sí lo es por virus u hongos, la toma de antibióticos no servirá para eliminarla.

Por el contrario, otras enfermedades y dolencias se deben, sólo y únicamente, a bacterias como, por ejemplo, la faringitis estreptocócica. En este caso, la ingesta de antibióticos será, con toda seguridad, el tratamiento adecuado para terminar con ella.

Y los Antibióticos Naturales ¿Cómo Actúan?

Antibióticos Naturales, equinacea

Cuando se ingieren los Antibióticos Naturales nuestro sistema inmunitario (que es el que se encarga de descubrir cualquier sustancia extraña que penetra en nuestro organismo, como bacterias, virus u hongos, causantes de multitud de enfermedades y defendernos de ellos) se fortalece.

Si tenemos un sistema inmunitario fuerte, evidentemente, nuestra protección frente a estos organismos será, también, mucho mayor.

Además, la toma de Antibióticos Naturales potenciarán nuestras defensas naturales ante estos mismos microorganismos patógenos. Evitando, con ello, que puedan penetrar en nuestro cuerpo.

De esta forma, la toma de los Antibióticos Naturales, básicamente, nos hace mucho más resistentes ante cualquier infección a la que podamos estar expuestos, ya sea esta infección debida a bacterias, a virus o a hongos.

Así, el espectro de acción de los Antibióticos Naturales es mucho más amplio que el de los Antibióticos Sintéticos, pues su acción preventiva no se centra, sólo, en la defensa ante infecciones bacterianas sino ante los demás patógenos.

Algunos Antibióticos Naturales

A continuación os daremos un pequeñísimo listado de 3 Antibióticos Naturales muy conocidos y de los que podéis disponer fácilmente.

Por supuesto, existen muchos más. Pero, como ejemplo, creemos que son suficientes.

  • Propóleo: es, quizás, uno de los mejores Antibióticos Naturales por su alto contenido en bioflavonoides (moléculas hidrosolubles que intervienen en la absorción y utilización de la vitamina C y de una gran importancia para el mantenimiento, en buen estado, de nuestros vasos sanguíneos), aceites esenciales, oligoelementos y vitaminas. El propóleos es una sustancia extraída por las abejas de las yemas de los árboles u otras fuentes vegetales y que, tras elaborarla, la utilizan para cubrir y proteger las colmenas. No en vano, la palabra Propóleo proviene del término griego “Propolis” que significa “defensa de la ciudad“.
  • Equinácea: es una planta medicinal que fortalece, en gran manera, nuestro sistema inmunitario, combatiendo los patógenos causantes de las enfermedades. Además, tiene propiedades antiinflamatorias y antialérgicas. Se usa para tratar gripes y resfriados, infecciones respiratorias y urinarias, artritis reumatoide y, por supuesto, otras enfermedades virales y bacterianas.
  • Ajo: sí, el ajo. Ese bulbo tan conocido y usado dentro de la cocina es uno de los mejores Antibióticos Naturales. Contiene más de 20 componentes con propiedades antivirales y 40 con propiedades bacterianas. Es sumamente eficaz en la cura de procesos infecciosos de los aparatos respiratorio y digestivo e infecciones renales, entre otras.

Conclusión

Realmente, los Antibióticos Naturales son una opción muy interesante, a tener en cuenta, a la hora de tratar y prevenir las dolencias de origen bacteriano y vírico.